Seguridad en el transporte y su importancia

03/13/2018

México ocupa el lugar 51 de 137 países en el Índice de Competitividad Global del World Economic Forum, un indicador que revisa las mejoras como país en materia de infraestructura para las operaciones logísticas-, lo cual deja ver que existen temas que trabajar para escalar peldaños.

En este sentido, los principales temas para lograr una mayor eficiencia logística son infraestructura y seguridad, según especialistas en la materia.

En el caso de la infraestructura, la presente administración federal ha detonado bajo la participación pública-privada la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, la ampliación del puerto de Veracruz, así como el Ferroférico de Celaya (Guanajuato), por mencionar algunos.

Y en materia de seguridad aún hay acciones por realizar, de acuerdo con Francisco Cervantes, Presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Esto, considerando que en los últimos seis años la inseguridad para el transporte se ha incrementado en 106%, siendo el transporte terrestre el más afectado.

Lo anterior, de acuerdo con Mauricio Millán, Vicepresidente de Consultores Internacionales,  quien destacó que luego de la tipificación del robo al autotransporte como delito federal y la iniciativa de tipificación en el mismo rango de los robos al ferrocarril, es necesario que haya políticas transversales que tengan como prioridad al sector transporte.

Destaca que los robos al transporte generar una disminución de entre 20 y 30% en competitividad, esto debido a los costos adicionales secundarios.

De acuerdo con Millán, los costos son directos e indirectos. Los primeros son los que afectan al sector transporte y entre ellos destacan los gastos generados por las unidades no recuperadas; ingresos que se dejan de percibir por la mercancía no recuperada o la que no sale de la empresa por la falta de unidades u operadores; y costos por seguros, los cuales se han incrementado debido al alza en el número de robos.

En tanto, los costos indirectos son los que inciden en la economía del país, como la mercancía no recuperada que compite contra los productos de la misma empresa pero en el mercado negro a menores precios; así como los costos por persecución del delito.