Regímenes aduaneros en México

En México todas las operaciones de importación y  exportación están sujetas a cumplir ciertos procesos y documentación que legitiman su permanencia en el territorio nacional o extranjero así como su libre tránsito.

El artículo 90 de la ley aduanera menciona que “Las mercancías que se introduzcan al territorio nacional o se extraigan del mismo, podrán ser destinadas a alguno de los siguientes regímenes aduaneros:”

  1. Definitivos.
  2. Temporales.
  3. Depósito Fiscal.
  4. Tránsito de mercancías.
  5. Elaboración, transformación o reparación en recinto fiscalizado.
  6. Recinto fiscalizado estratégico.

 

Regímenes definitivos

 

Este régimen a su vez se divide en 2, definitivo de  importacion y exportacion

 

Se considera régimen de importación definitiva la entrada de mercancías de procedencia extranjera con la finalidad de permanecer en el territorio nacional por tiempo ilimitado.

 

​​El régimen de exportación definitiva consiste en la salida de mercancías del territorio nacional para permanecer en el extranjero por tiempo ilimitado.



Regímenes temporales

 

El régimen temporal a la importación es la entrada al país de mercancías extranjeras para permanecer en él por tiempo limitado y con una finalidad específica. La importación temporal de mercancías a su vez se subdivide:

a) Para retornar al extranjero en el mismo estado

b) Para elaboración, transformación o reparación

 

El régimen temporal a la exportación es la salida de mercancías del país por un tiempo limitado y con una finalidad específica, no se pagan los impuestos al comercio exterior, pero se deben cumplir las obligaciones en materia de regulaciones y restricciones no arancelarias y formalidades para el despacho de las mercancías destinadas a este régimen.

Modalidades:

  • Para retornar al país en el mismo estado, esto es, que retornen del extranjero sin modificación alguna

  • Para someterlas a un proceso de elaboración, transformación o reparación

Régimen depósito fiscal

 

Este régimen admite posponer la elección del régimen de importación específico y permite a los particulares mantener almacenadas sus mercancías todo el tiempo que así lo consideren, en tanto subsista el contrato de almacenaje y se pague por el servicio. Las mercancías se pueden extraer total o parcialmente para su importación pagando previamente los impuestos, contribuciones y cuotas compensatorias, actualizados al periodo que va desde su entrada al país hasta su retiro del almacén. Incluso se puede optar por retornarlas al extranjero mediante tránsito interno.

 

Régimen de tránsito de mercancías

Tránsito de mercancías interno

El régimen interno consiste en el traslado de mercancías, bajo control fiscal, de una aduana nacional a otra, es decir:

  • La aduana de entrada envíe las mercancías de procedencia extranjera a la aduana que se encargará del despacho para su importación.

  • La aduana de despacho envíe las mercancías nacionales o nacionalizadas a la aduana de salida, para su exportación.

Este a su vez se divide en:

Tránsito interno a la importación.

Tránsito interno a la exportación

 

Tránsito de mercancías internacional

 

Se considerará que el tránsito de mercancías es internacional cuando se realice conforme a alguno de los siguientes supuestos:

  • La aduana de entrada envíe a la aduana de salida las mercancías de procedencia extranjera que lleguen al territorio nacional con destino al extranjero.

  • Las mercancías nacionales o nacionalizadas se trasladen por territorio extranjero para su reingreso al territorio nacional.

 

Régimen de elaboración, transformación o reparación en recinto fiscalizado

Consiste en la introducción de mercancías extranjeras o nacionales a dichos recintos para su elaboración, transformación o reparación, para ser retornadas al extranjero o para ser exportadas, respectivamente.

 

Recinto fiscalizado estratégico

 

El régimen de recinto fiscalizado estratégico consiste en introducir mercancías por un periodo establecido de tiempo para manejarlas, almacenarlas, exhibirlas, venderlas, distribuirlas, transformarlas, repararlas o elaborar productos en un área delimitada (cerca de las aduanas). Este régimen permite ingresar mercancías nacionales, mercancías extranjeras (que pueden retornar al extranjero o importarse definitivamente) y mercancías nacionalizadas destinadas al proceso de manufactura o a la venta/distribución.

 

La aplicación de cualquiera de los regímenes anteriores debe ser gestionado por un agente aduanal, para que a nombre del exportador se presente el pedimento (lee mas sobre esto aquí) y la documentación requerida ante la aduana.

Recurre a un experto y déjanos ayudarte, solicita una cotización ahora.

 

Written by GRISKA

Leave a comment