Puerto de Long Beach lanza nuevo proyecto de responsabilidad social: puerto cero emisiones

04/09/2018

Funcionarios del Puerto de Long Beach, Southern California Edison y la Comisión de Energía de California lanzaron el 4 de abril el proyecto piloto más grande del país para grúas de cero emisiones y otros equipos de manejo de carga para puertos marítimos.

Financiado principalmente por una subvención de $ 9.7 millones de la Comisión de Energía de California, el proyecto traerá 25 vehículos con cero o casi cero emisiones a las terminales marítimas del Puerto de Long Beach durante un año para probar su desempeño en un entorno real. El evento de lanzamiento se realizó en Pacific Container Terminal en Long Beach’s Pier J, operado por SSA Terminals, una de las tres terminales que participan en el proyecto.

Los puertos de Long Beach y Los Ángeles en 2017 aprobaron una actualización de su Plan de Acción de Aire Limpio, estableciendo como meta la transición de todos los equipos terminales a cero emisiones para 2030.

El Proyecto de Transición de la Terminal de Cero Emisiones inicia una nueva era en la electrificación del transporte y la propia transformación del Puerto a cero emisiones.

Este proyecto es otro ejemplo de la industria del movimiento de bienes, los constructores de equipos, los servicios públicos y las agencias públicas que avanzan para alcanzar la meta de cero emisiones.

este proyecto aborda uno de los mayores desafíos del sur de California: limpiar el aire y reducir los gases de efecto invernadero dañinos que causan el cambio climático. La visión de SCE de un futuro de energía limpia significa asociarse con el Puerto y otros clientes de SCE para electrificar el transporte, además de trabajar arduamente para garantizar que la electricidad que se proporciona para alimentar esos vehículos se produzca con recursos limpios y renovables.

Se prevé que el proyecto reduzca los gases de efecto invernadero en más de 1.323 toneladas y los óxidos de nitrógeno causantes de smog en 27 toneladas cada año. Además, se espera que el cambio a equipos de cero emisiones ahorre más de 270,000 galones de combustible diesel.

El proyecto incluirá la conversión de nueve grúas RTG (Rubber tire gantry) eléctricas -diesel en equipos completamente eléctricos en un solo terminal, la compra de 12 tractores de patio eléctricos de batería para dos terminales más y la conversión de cuatro camiones LNG en híbridos enchufables para una empresa de transporte de carga.