México, uno de los mejores del mundo en energía

03/26/2018

De un total de 114 países analizados por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), México ocupa la posición número 28, apenas por debajo de Estados Unidos, que se encuentra en el lugar 25, como una de las naciones que cuenta con las condiciones para contar con un futuro sustentable, seguro y confiable en el sector energético.

A través del estudio Fomento de la Transición Efectiva de Energía, realizado entre el organismo y la consultora McKinsey & Company, señaló que en general, las tendencias mundiales recientes indican que más de 80 por ciento de los países registraron un mejoramiento en sus sistemas de energía en los últimos cinco años.

Del total de países, sólo 43 cuentan con una infraestructura de buen rendimiento y preparación de transición alta; entre los cuales, México está incluido con una puntuación  de más de 60 por ciento, gracias a la buena disposición para transitar hacia un modelo sustentable, además obtuvo un 70 por ciento en el desempeño de su sistema de energía. Esto último; ubica al país en una posición superior a la de naciones como Argentina, Brasil, Rusia, India, China o Turquía, también del G20.

Por su parte, los países con los cinco sistemas energéticos mejor posicionados y desarrollados para encaminarse al futuro del sector son Suecia, Noruega, Suiza, Finlandia y Dinamarca; contrario a ello, el reporte señala a 14 países que enfrentan retos potenciales en materia de sustentabilidad ambiental, de los que destacan Venezuela e Irán.

Por otra parte, aseguró que una reducción de los subsidios a los combustibles fósiles, el acceso mejorado a la energía y la calidad del suministro permitirá a los países mejorar los puntajes de desempeño en seguridad y acceso y, hasta cierto punto, en desarrollo económico y crecimiento.

“La interrupción en el sistema de energía se está acercando a un punto de inflexión y los responsables políticos, las empresas y la sociedad deben prepararse para capturar las oportunidades que ofrecen las transiciones energéticas. Las hojas de ruta de energía predecibles, pero flexibles, de los países son una parte crucial de una transición efectiva que crea valor para los negocios y la sociedad “, dijo Thomas Seitz, socio de McKinsey & Company.

De igual forma, el Índice de Transición de Energía (ETI) en 2018 también especifica que las naciones escandinavas y de Europa occidental lideran la clasificación general; y Suecia, Noruega y Suiza ocupan los tres primeros puestos.

Otras economías muestran rendimientos mixtos, como Alemania, que se ubica en la posición 16, y se enfrenta a desafíos por los altos precios de la energía y el aumento de las emisiones; pero tiene un alto nivel de preparación, atribuido a instituciones y regulaciones fuertes. En tanto, Estados Unidos ocupa el lugar 25, ya que tiene una mala calificación en sostenibilidad ambiental, pero un ecosistema de innovación fuerte, un marco sólido y mercados de capital dinámicos contribuyen a un rango de preparación superior.

Colombia, Brasil y Rusia son el 32, 38 y 70, porque  tienen sistemas que funcionan bien.

Fuente: La Razón