exportaciones exitosas a china

MÉXICO – CHINA

Las importaciones procedentes de China han crecido a gran velocidad en México En 2017, el país tuvo un déficit récord de 67,432 millones de dólares (mdd). En 1993, el saldo negativo era apenas de 341.6 millones de dólares.

México trae desde China teléfonos celulares, pantallas, computadoras y partes para armarlas, según datos de la Secretaría de Economía. China es la segunda fuente de las importaciones que hace México, el primero es Estados Unidos.

El país le vende a China principalmente cobre y sus concentrados, aceite crudo de petróleo, cajas de velocidades automáticas, plomo y plata, entre otros. El territorio chino es el tercer destino de las exportaciones de México, según la embajada nacional en China.

México es el principal socio comercial de China en América Latina.

Las 2 principales opciones de transporte y logística para exportar a China son:

Transporte Marítimo

China se ha convertido en una potencia importadora de productos por mar, al ingresar el 52.8% de la mercancía (71,7006.3 TEUs) a través de los puertos de Xiamen, Shanghái, Tianjin Ningbo, Qingdao y Shenzhen.
Manzanillo es el principal puerto para la expedición de mercancía mexicana hacia China; no obstante, Lázaro Cárdenas, Ensenada y Veracruz también destacan en este ámbito.

En cuanto a mercancías, el transporte marítimo es una excelente opción para:

  • Productos o mercancías de la industria automotriz o de construcción.
  • Mercancías peligrosas.
  • Carga perecedera de larga duración y no perecedera en grandes cantidades o muy voluminosa.

Transporte Aéreo

El extenso territorio chino alberga 47 aeropuertos con servicio aduanero. No obstante, el tráfico aéreo internacional para carga está concentrado principalmente en los aeropuertos de Beijing, Shanghai y Hong Kong, donde se dispone de la infraestructura suficiente para el manejo de todo tipo de carga, así como servicios de almacenamiento frío. Este tipo de transporte resulta más favorable para:

  • Urgencias y/o entregas rápidas.
  • Productos de lujo o de muy alto valor.
  • Mercancía de muy corta duración.
  • Muestras y medicamentos.

Es recomendable que al momento de elegir el transporte también tengas en cuenta si tu envío requiere de cuidados más especializados como pueden ser los movimientos a temperatura controlada a través de contenedores reefer o consolidados, para cuando tienes múltiples proveedores.

Fuente: Expansión

Written by GRISKA

Leave a comment