El contenedor: herramienta clave en la exportación internacional de mercancías

04/09/2018

El contenedor es el medio empleado en el transporte multimodal donde se introducen las mercancías, formando una unidad de carga.

Su utilización está muy extendida en el comercio internacional, sobre todo en el transporte marítimo. Los medios de transporte están adaptados a las medidas de los contenedores estándar, con lo cual se facilita mucho su traslado, carga y descarga.

Funciones del contenedor

Son varias las funciones que desempeña un contenedor, entre ellas:

Servir como unidad de carga para el transporte combinado.

Servir como embalaje. Los contenedores constituyen un “embalaje adicional” que protege la carga y contribuye, en gran medida, a que el servicio puerta a puerta se realice sin altibajos.

Facilitar el apilamiento, por razones de seguridad y para el almacenamiento de los productos en su lugar de origen, antes de ser transportados, durante el tránsito o en el lugar de destino.

Agilizar la manipulación en el transporte de los productos, desde la línea de producción hasta el terminal de carga.

Ventajas

Desde su introducción, han sido numerosas las ventajas aportadas por el contenedor al transporte internacional.  La utilización del contenedor presenta ventajas específicas para cada uno de los distintos modos de transporte:

Transporte ferroviario: Permite mayor rendimiento del equipo rodante, mayor conveniencia, puesto que los contenedores pueden apilarse hasta dos por vagón.

Transporte carretero: El uso del contenedor se traduce en importante ahorro de tiempo, tanto para los conductores como para los camiones, además de asegurar un flujo constante de carga.

Transporte marítimo: Baja permanencia de los buques en el puerto, disminución de los costos portuarios y menor congestión en sus bodegas.

Transporte aéreo: Los contenedores permiten la manipulación expedita y la alta eficiencia en la operación de cargue y descargue, así como una mejor utilización del espacio en las bodegas inferior y principal de los aviones. Los contenedores aéreos son diferentes en cuanto a su diseño, medida y usos.

Transporte multimodal: La contenedorización constituye uno de los principales factores en su aparición.  Ella permite el tránsito directo, lógico y económico en el movimiento de carga.

Todos los modos de transporte prestan servicio para la movilización de contenedores, generalmente mediante vehículos especializados.  No obstante, teniendo en cuenta que la capacidad de un contenedor puede exceder la cantidad de carga de un solo embarcador, casi siempre se consolidan (agrupan) cargas pertenecientes a otras embarcaciones, con el fin de completar todo el cupo.  Dicha consolidación de la carga se realiza a través de distintos métodos y constituye un servicio que comúnmente prestan algunos agentes que hacen parte del proceso.

Tipos de contenedores

En el medio logístico, los contenedores más utilizados son los de 20 y 40 píes de largo, desarrollándose sobre estas medidas una serie de variaciones en largos y altos para satisfacer los requerimientos específicos de los clientes.  Los tipos de contenedores más usuales son:

Contenedores de superficie.

Contenedores de carga en general.

Contenedores open top o techo abierto.

Contenedores de uso múltiple.

Contenedores refrigerados.

Contenedores para líquidos o gases líquidos.

Contenedores de apertura lateral con plataforma.

Contenedores para uso aéreo.

Fuente ZonaLogistic